a

a
Bienvenidos al Blog Oficial de la Real Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia, Nuestra Señora de la Amargura, Santo Entierro, Soledad y Santa Ángela de la Cruz de la ciudad de Constantina, con sede en la calle Izquieros y establecida canónicamente desde el 30 de abril de 2011 en la Iglesia de San Juan de Dios.

Este Blog fue creado, en su origen, para transmitir las actividades del anterior Grupo Joven y sirviese de punto de encuentro y unión para todos los jóvenes de nuestra Corporación. No obstante, vuestro continuo seguimiento y la gran aceptación que ha sabido alcanzar, han hecho que evolucionara en sí mismo y sea ahora el centro de transmisión por excelencia del día a día de esta nuestra gran Hermandad.

jueves, 31 de julio de 2014

NUEVO APARTADO DEDICADO AL CINCUENTENARIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA AMARGURA

En esta web se ha creado un nuevo apartado dedicado al Cincuentenario de la Hechura de Nuestra Señora de la Amargura. 

A través del mismo se podrá consultar todos los actos que han tenido lugar durante el pasado año, recogiendo las intenciones y objetivos que la Junta de Gobierno se propuso perseguir cuando, en su día, decidiera celebrar todo un año de júbilo en conmemoración a la Hechura de la Dolorosa de Duarte.

A esta nueva sección se podrá acceder a través del icono que pueden localizar a la derecha de la pantalla, bajo el nombre de "Cincuentenario de Ntra. Sra. de la Amargura". Aunque se encuentra con un ochenta y cinco por ciento de su contenido, a lo largo de los días se irá actualizando hasta cubrir toda la información al respecto.

Esperamos que les resulte de su agrado. Igualmente, le rogamos que si tienen alguna sugerencia, nos la hagan saber para mejorar los contenidos.



domingo, 27 de julio de 2014

"A MARÍA, CONSUELO DE NUESTRAS AMARGURAS"

N.H.D. Carlos Rodríguez Sánchez puso broche de oro al Cincuentenario de Nuestra Señora de la Amargura con un bello Pregón de Acción de Gracias a la Madre de Dios.


El viernes veinticinco de julio de dos mil catorce quedará como el día en que quedara clausurado el Quincuagésimo Aniversario de la Hechura de Nuestra Señora de la Amargura. Para ello, la comisión organizadora de esta efemérides y, tiempo después, la Junta de Gobierno, designó a Carlos Rodríguez como Pregonero que pusiera punto y final a un año de ensueño y júbilo para todos los devotos de la Santísima Virgen.

El acto comenzaría a las nueve y media de la noche en la sede canónica de la Hermandad, la Iglesia de San Juan de Dios. Presidido por el Rvdo. Sr. Arcipreste y Párroco de Santa María de la Encarnación, D. Javier Martínez Naranjo y el Alcalde en Funciones, D. Fernando Jiménez y con la asistencia de la Corporación Municipal, algunas de las Hermandades de la localidad y otras vinculadas a la Corporación. 

El Pregón dio comienzo con la marcha elegida por el pregonero, Soleá, dame la mano, tras la cual tomó la palabra el Hermano Mayor para presentar al que habría de cerrar las puertas de todo un año de celebración. Tras los sones de Amarguras, subió al atril nuestro hermano Carlos. Lejos de los tópicos, consiguió que los presentes mantuvieran la emoción contenida desde el comienzo de sus palabras. Un pregón en el que exaltó la humanidad de la Virgen a través de la figura de aquellas madres que llevan un sufrimiento callado. A través de sus palabras se hicieron presente aquellos devotos que a lo largo de estos años han dedicado su vida a la Reina de los cielos e hizo un homenaje a otros tantos que, desde el silencio, llevan su devoción en la intimidad de la oración. Especial atención la dedicada a los Guindillas de la
Hermandad, por haber adoptado un protagonismo evidente en, prácticamente, la totalidad del Cincuentenario y por llenar a la Corporación de vitalidad y muestra constante de devoción y fervor. Durante media de oratoria, creó una simbiosis de lo que es la vida diaria de la Hermandad y la figura de la Virgen María como Madre de Dios y Madre nuestra.

Tras una larga ovación por parte de los asistentes como muestra evidente de un trabajo a la altura de las circunstancias, el acto ponía fin tras los sones de la Marcha Real.

Por su lado, la Hermandad de Nuestra Señora Santa María del Robledo Coronada aprovechó el acto para entregar un obsequio a la Dolorosa de Álvarez Duarte. Se trata de un broche de estrella de diez puntas en plata con cristales de Francia, datada del siglo XIX, que en su día formara parte de una corona de gala nupcial. Un detalle cargado de simbolismo, puesto que la Virgen del Robledo fue coronada tras un decreto del su Santidad San Juan Pablo II, quien declaró a la Virgen María como estrella radiante del tercer milenio. Además, tanto la Patrona de Constantina como Nuestra Señora de la Amargura, cuentan con con un alhaja posterior formada por dos estrellas, donada por devotos de la Santísima Virgen en recuerdo de una hermana que perteneció a sendas corporaciones. Desde la Junta de Gobierno agradecemos el bonito gesto que ha tenido la Hermandad del Robledo con nuestra Titular.


(*NOTA: en la sección "Momentos Inmortalizados" podrán disfrutar de una colección más amplia del acto.

CELEBRADO LOS ÚLTIMOS CULTOS EXTRAORDINARIOS A NUESTRA SEÑORA DE LA AMARGURA

Multitud de devotos y fieles han desfilado por la Iglesia de San Juan de Dios durante toda la semana para ver a la Virgen.

Desde el pasado martes, Nuestra Señora de la Amargura volvía a descender desde su camarín hasta el suelo del presbiterio para ser expuesta en Besamanos Extraordinario con el que poner fin a todo un año de actos conmemorativos en su honor. Para ello, la priostía de la Hermandad elaboró un nuevo altar de culto desde el que han dado luz el regalo que durante todo un año han ido confeccionando algunos hermanos: las velas rizadas. 

Desde que se abrieran las puertas de la Iglesia, un ir y venir de devotos no han parado de visitar a la Virgen, de dedicarles momentos de oración y plegaria. Un besamanos que ha permitido que, dadas las fechas estivales, hayan podido acercarse hasta sus plantas aquellos hijos de Constantina que viven fuera y no tienen la dicha de gozar de su presencia el resto del año.

Durante la tarde del Martes, el Grupo Infantil de la Hermandad organizó una Ofrenda Floral en la que participaron otros hermanos. Un acto que se inició con la misma canción que entonaran en la Plaza de Nuestra Señora de la Virgen en el Rosario Vespertino del pasado veintiocho de junio. Seguidamente, se rezó la oración a la Virgen Niña y se hizo entrega a la Dolorosa de aquellas flores que, más tarde, formaran los frisos que la han acompañado durante toda la semana. Asimismo, se aprovechó para presentar a la Virgen una niña recién nacida cuya familia se encuentra vinculada al Grupo Infantil, que aprovecharon para regalarle un medallón para la cuna y un cirio rizado que encenderá el día de su Bautismo. 

El la noche del jueves, tercer día de Besamanos Extraordinario, la Junta de Gobierno, mantuvo una Vigilia de Oración, a puertas abiertas, para que todo aquel que quiso pudiese acercarse a la Virgen en la intimidad de la noche y mantener un momento de reflexión y auténtico diálogo con la Madre de Dios. Con una Capilla totalmente oscura que invitaba a la oración, se rezó el Santo Rosario, una reflexión de la advocación de la Amargura y se llevó a cabo un turno de plegaria colectiva, en el que cada uno de los asistentes podía compartir con los demás aquello que quisiera dirigir a la Virgen. Tras unos minutos de silencio para permitir la oración individual, la Vigilia quedaba finalizada con el rezo de la Salve a Nuestra Señora de la Amargura.

Desde la Junta de Gobierno queremos agradecer a todo el pueblo de Constantina ese arropo constante a la Santísima Virgen, esa muestra de veneración hacia la que es consuelo de nuestras amarguras, hacia la Bendita Madre de Dios. Que ella os ampare siempre.

domingo, 20 de julio de 2014

miércoles, 9 de julio de 2014

lunes, 7 de julio de 2014

VII VELÁ DE LA HERMANDAD DE LA AMARGURA


jueves, 3 de julio de 2014

ALBUM FOTOGRÁFICO DEL ROSARIO VESPERTINO

ALBUM FOTOGRÁFICO DE LA FUNCIÓN PONTIFICAL

ÁLBUM FOTOGRÁFICO DEL CORPUS

GLORIOSO ROSARIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA AMARGURA

El pasado 28 de junio, Nuestra Señora de la Amargura visitó las calles del barrio del Pozuelo con motivo del Cincuentenario de su Hechura.


Tras celebrar el Triduo Extraordinario y la Solemne Función Pontifical en la Parroquia de Santa María de la Encarnación, la imagen de la Santísima Virgen volvería en Rosario Vespertino a la sede canónica de la Hermandad. Para la ocasión, la Hermandad de la Oliva de Salteras cedió el paso de traslado sobre el que se subió a la Dolorosa de Duarte que lucía de una manera bastante inusual, provocando el positivo asombro de los fieles que la acompañaron durante todo el recorrido. Portaba saya de ottoman de plata bordada en oro por el taller de la Hermandad, manto de tisú de plata donado por su Camarera Honoraria, toca de sobremanto bordada en oro cedida por la Hermandad de San Esteban, rostrillo de encaje de punta de aguja datado en 1880, regalo de antiguos hermanos mayores de la Hermandad y algunos devotos de la Virgen, así como la corona habitual de salida. Lucía la medalla de Oro de la Ciudad, engarzada por broches de brillantes, estrellas de oro donada, en su día, por la familia Ortiz Ortega, palma de plata de ley regalada por la Hermandad de la Sagrada Entrada de Jesús en Jerusalén, broche del corazón por siete puñales atravesado, regalo de la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores y medallón de la Virgen del Robledo, perteneciente a D. Enrique Lemos, antiguo mayordomo de la Hermandad. La imagen volvió a recuperar la cotilla donde iban prendidas múltiples medallas de devotos, así como un anillo, que no lucía desde la década de los ochenta. Para esta ocasión se le colocó en su mano derecha uno de esmeralda y brillantes, así como, un rosario de plata dorada datado del siglo XVIII, donado por una religiosa y su rosario de oro habitual de salida. Como última curiosidad, la Santísima Virgen, carente de pañuelo por el momento de gloria que se festejaba, llevaba sobre su mano derecha un ramillete de jazmines, flor por excelencia del Cincuentenario.
Sobre las nueve y media de la noche, la comitiva -formada simplemente por cruz parroquial, cuerpo de acólitos, el paso de la Santísima Virgen, el clero que presidía el rezo del Santo Rosario en sus misterios gloriosos y el Coro de Campanilleros de Amigos de la Navidad quienes entonaban los misterios- salía por la puerta de Llano del Sol, mientras que la torre parroquial rompía en un repique de campanas. Sin prisas pero sin pausas, el paso de la venerada imagen fue transcurriendo por calles estrechas en un recorrido nunca visto, aprovechando las reducidas dimensiones del paso para poder visitar las calles de aquellos hermanos y devotos que no pueden disfrutar, habitualmente, del tránsito de la Virgen por sus casas.

A Nuestra Señora de la Amargura le llovió hasta un total de veinticinco petaladas mientras transcurría por las calles que los vecinos, con exquisito mimo, adornaron y acicalaron para Ella. Por su parte, la Hermandad se encargó de colocar guirnaldas de flores, banderas y gallardetes con las letanías del Santo Rosario prestadas para tal ocasión por la Hermandad del Rosario de Burguillos.

Es de reseñar el transcurso de la comitiva por la casa de la Camarera Honoraria de la Hermandad, donde el Grupo Infantil le lanzó nueve mil aleluyas desde los balcones o la llegada del paso a la calle Antonio Machado donde algunos miembros del Grupo Joven adornaron una fachada con un altar en honor a la Virgen donde se culminó el rezo del Santo Rosario. A partir de ese momento, el Coro de Campanilleros comenzaron a entonar marchas procesionales cantadas mientras la Santísima Virgen se adentraba en el barrio del Pozuelo. Emotiva fue su entrada donde el Grupo Infantil le dedicó una petalada mientras que le lanzaban vivas a la Virgen. Desde ahí hasta la llegada a su plaza fue sobrecogedor, sin olvidar la calle Feria donde le llovieron pétalos desde varias azoteas y balcones. 

Al llegar a la Plaza Nuestra Señora de la Amargura, el Grupo Joven le lanzó nueve mil aleluyas y una petalada antes de que la Virgen se dispusiera ante el retablo cerámico, bajo el que se encontraba una alfombra de sales desde donde los Guindillas entonaron un cántico y un manifiesto de alabanza previo al canto de la Salve por parte de todos los presentes congregados.

Seguidamente, el cortejo prosiguió con el itinerario hacia la calle Mártires donde los Jóvenes le lanzaron una inmensa petalada desde todas las ventanas del Colegio Sagrado Corazón. Al finalizar la calle, una devota de la Virgen le cantó una copla desde un balcón. Instantes después, las Hermanas Mercedarias la recibían desde su residencia donde tuvieron la ocasión de postrarse a sus plantas. Minutos más tarde, Nuestra Señora de la Amargura entraba en la Iglesia de San Juan de Dios, en torno a la una de la madrugada dando fin a la procesión.

Sin duda una procesión de gloria, con el rezo del Santo Rosario, con la que se conmemoró el Cincuentenario de la Hechura de la Dolorosa de Duarte y que fue posible gracias a todos los hermanos, vecinos y devotos que acompañaron a la Virgen, engalanaron sus casas y la arroparon en todo momento. Aprovechamos para agradecer a todas las Hermandades que nos han cedido parte de su patrimonio para este día, así como a la cuadrilla de costaleros por su esfuerzo durante todo el recorrido y que ha servido para engrandecer aún más la festividad. Que Nuestra Señora de la Amargura y su Bendito Hijo os protejan siempre.

*NOTA: En la sección "Momentos Inmortalizados" encontraréis una amplia selección de fotografías relacionadas.